Chueca

Chueca, un barrio multicolor

Recorriendo el barrio de Chueca

Para conocer lo que está de moda, para saborear los platos más excéntricos y para vivir toda la bohemia y modernidad madrileña, deberás recorrer el famoso barrio de Chueca y sus diferentes tonalidades. Aquí también podrás disfrutar de la mejor noche: bares de copa, discotecas y pubs. Esta peculiar zona se extiende por la Gran Vía entre las calles Barquillo y Fuencarral. Hace unos veinte años era una zona peligrosa. De un tiempo a esta parte se ha convertido en uno de los barrios más modernos, lujosos y multicolor.

Barrio de Chueca

El barrio de Chueca también es conocido por ser el epicentro del orgullo gay. Todos los años en el mes de junio, se realiza la famosa marcha del orgullo gay. Se trata de un divertido y multicolor desfile con música, disfraces y caravanas, con lemas en contra de la discriminación y a favor de la igualdad de derechos.

Entre el día y la noche hay un abismo. Las mañanas no son muy concurridas ya que la noche deja su resaca, de todos modos durante el día podrás recorrer tiendas de ropa y diseño vanguardistas, modernas peluquerías, tiendas eróticas y casas de tatuaje. Por otro lado, al caer el sol, la noche se enciende en los mejores boliches para todos los gustos y estilos. También hay una variedad de bares de copas, para aquellos que prefieran una salida más tranquila.

En cuanto a lo gastronómico, aquí encontrarás los mejores restaurantes gourmet con exóticos platos. Tampoco faltan los bares de tapas, los pubs y los cafés, todo esto en un ambiente moderno y original.

Ven a sumergirte en este aventura cultural en pleno centro de Chueca.

Barrio de Chueca

Se podría decir que el Barrio de la Chueca, es un barrio alternativo dentro de una ciudad cosmopolita como es Madrid, donde se albergan distintas personas que representan la cultura española.

El Barrio de Chueca es el barrio del orgullo gay de Madrid, desde la década de los años 90. Este barrio se encuentra situado en pleno centro de Madrid, cerca a la Gran Vía, entre las calles Fuencarral y Barquillo. Este barrio ha sido elegido como lugar de descanso y residencia de la comunidad homosexual madrileña.

A medida que el Barrio de Chueca fue evolucionando al barrio gay de Madrid, también dio un giro en lo comercial, colmándose de, no solo tiendas tradicionales, sino también de restaurantes modernos, sex shows, saunas, cafés, bares, pubs nocturnos y un gran número de servicios destinados a la comunidad homosexual.

La Plazoleta central del Barrio, es la que le da el nombre, gracias al homenaje del compositor de zarzuelas Federico Chueca. En ella también encontramos la estación del metro Chueca. Además de esta Plazoleta “central”, se encuentran dos plazas mayores, la Plaza del Rey y la Plaza Vázquez de Mella.

Obviamente como no podía ser de otra manera la celebración central del Barrio de la Chueca son las fiestas de celebración del Orgullo Gay, que tienen lugar todos los años a fines del mes de junio. Estas celebraciones ya se han convertido en un clásico no solo para los madrileños, sino también a nivel internacional.

El Barrio de la Chueca ha crecido muchísimo en las últimas décadas. Con anterioridad era un barrio de temer, muy pocos se atrevían a pasar por aquí, ya que era un barrio relacionado con el mercado de la droga, luego se fue transformando, logrando lo que es hoy en día, un barrio cosmopolita digno de visitar, donde te podrás encontrar con distintas tribus urbanas, distintas culturas, todo en un ambiente apacible y de respeto.

Una persona de origen asiático, una lesbiana, un transexual, todos conviven de forma armónica, sin importar su condición.

Además de ser un lugar bellísimo por su historia y cultura, es un lugar en el cual se puede aprender mucho de quienes lo habitan, de su tolerancia y comprensión, algo digno de imitar.

La plaza de Chueca: terrazas y vermuts

El centro neurálgico del barrio de Chueca es la plaza que le da nombre. Los domingos los habitantes de Chueca se reúnen en esta plaza para hojear el periódico y tomarse un vermut en uno de los locales con más sabor e historia de Madrid: Angel Sierra (Calle Gravina, 11). Entre barriles de vino, pinturas oscurecidas por el humo y el tiempo y azulejos árabes, los camareros no dan abasto sirviendo cañas y banderillas.

A la hora que sea la plaza está llena de gente, pero al caer la noche no se puede ya dar ni un paso. En verano conseguir una mesa libre en cualquiera de las numerosas terrazas de la plaza es misión imposible. En el nº1 de la Plaza de Chueca el bar de la esquina sin nombre se autodefine como Burger-Cafetería. Allí se mezclan obreros de la construcción, transexuales, abuelitas, gays, mamás, emigrantes, turistas y mafiosos vestidos de negro. Cada uno a su rollo disfrutando de un café, del menú diario o de un exquisito sandwich vegetal. Esta curiosa síntesis es Chueca.

Aviso legal - Contacto - © 2021 Plaza Colón de Madrid