Mercado de San Antón

Mercado de San Antón

Hoy vamos a hablar en uno de sus lugares que son de Madrid una ciudad muy especial. Se trata de un mercado, un antiguo mercado de abastos, y que están poniendo de moda muy actualmente. Se trata del mercado de San Antón, un lugar muy especial, que está el centro de Madrid, y que al año es visitada por miles de madrileños, pero también de turistas. Si quieres conocerlo, saber cómo llegar, o incluso o saber qué es lo que puedes encontrar aquí, no lo dudes, y te recomendamos que sigas leyendo nuestro artículo, porque puede llegar a ser muy clarificador, y nos ayudará a encontrar un lugar perfecto para pasar una de esas tardes de otoño en Madrid.

Lo cierto es que cada vez más, se está poniendo de moda, ir a mercados, en lugar de ir a bares. Esto se debe a que en Madrid ahora mismo se lleva una estética un poco más pintadas, es decir que se lleva lo viejo, y lo antiguo. Y esto es una suerte, porque permite restaurar lugares que siempre ha sido magníficos, pero que por modas, no han podido mostrar todo su esplendor. Es el caso del mercado de San Antón, y en pleno barrio de Chueca, símbolo, y meca de muchas personas homosexuales. Si quieres descubrir la magia de este espectacular mercado en pleno centro de Madrid, pero no eres de la capital, te animamos a comprar billetes de AVE online, para que puedas viajar hasta Madrid y descubrir todos y cada uno de sus secretos.

Un mercado en pleno centro de Madrid

Para llegar al mercado de San Antón, lo que podemos hacer, es ir en metro. La parada mas cercana, precisamente, es la de la línea cinco, la verde, con el nombre de la parada de Chueca. Según sales por la única boca de metro que hay, debes girar a la derecha, y lo verás. Haciendo esquina como esta el mercado de San Antón, un edificio bastante moderno, ya que está hecho de ladrillo, sin pintar, muy poco estético, pero que mantiene un aire que no sabríamos clasificar, entre viejo, y nuevo.

Sin embargo, las escaleras mecánicas que hay nada más entrar, ya te indica que estás entrando en una mezcla de lugar entre nueve viejo, algo que fusiona la estética antigua, o el sistema antiguo de comprar en los mercados, con la moda de salir de noche, de tomar unas copas, y de comer y reunirse con los amigos. Y por supuesto, lo que nos encontraremos será precisamente eso, un mercado. De hecho, se divide en dos plantas, mientras que la parte de abajo, podemos encontrar algunos establecimientos tradicionales, como carnicerías, pescaderías, una panadería, o incluso o una charcutería.

Pero luego también podemos encontrar algunos establecimientos más nuevos, como se caso una floristería, que también venden frutas de todas las temporadas, o incluso un lugar especializado en hamburguesas. También una pastelería, o todo lo que te imagines. Además, si vas a la planta de arriba, verás a qué se debe esta fusión. De hecho, lo que nos podemos encontrar, es una gran barra larga, que tiene bastantes Taburetes altos, y que están situadas alrededor de los bordes, para observar bien el mercado.

Y además, veremos cómo se reparten los distintos establecimientos: hay un local en el que hacen sushi, pero también hay otros lugares que venden tapas más tradicionales, tortilla de patatas, o incluso o marisco. También, para los más golosos, encontraremos alguna pastelería, con los bizcochos y unas cartas buenísimas, y unos cafés que están deliciosos, Y para aquellos que venden algo más en ese local, ponerse mercado, diremos que tiene un bonus especial. De hecho hay un piso más, que pertenece a un restaurante, que por supuesto, si comemos en él, podemos admirar unas vistas fabulosas. Se la terraza encantadora, muy recomendada en verano, y con los precios bastante acordes a la zona.

El Mercado de San Antón, totalmente renovado

Tras demoler el antiguo antiguo edificio en el colorido corazón de Chueca, reabrió el pasado mes de mayo, totalmente renovado, con un concepto muy diferente y actual el nuevo Mercado de San Antón.

Las viejas instalaciones eran anticuadas e insuficientes para Madrid, habían quedado prácticamente vacías, por lo que era necesario la construcción de un nuevo y moderno establecimiento que viniera a aunar tradición y modernidad.

Para alegría de muchos y tristeza de otros, ya no es el mercado tradicional que funcionó casi toda la vida en el barrio, ahora en el Mercado de San Antón vamos a hallar diferentes conceptos en un mismo edificio: mercado, cooking show, restaurante y local de copas. Es decir espacios múltiples al mismo estilo de los mercados que se imponen en el mundo con su nuevo concepto.

El Mercado de San Antón no sólo cambió por dentro, sino también por fuera. Los materiales empleados en la recuperación de los más de seis mil metros cuadrados, responden a un nuevo modelo sostenible. Dispone de un enorme lucernario que permite el ingreso de la luz natural, el piso es de basalto fundido y las paredes de ladrillo macizo de tejar.

Tres plantas, tres conceptos

La primera planta acoge los puestos típicos de cualquier mercado: carnicería, charcutería, panadería, pescadería o congelados. La diferencia está en la presentación de las tiendas, no son las comunes a la que estamos acostumbrados, sino que ofrecen una gama de productos variados, diferentes y de altísima calidad al verdadero estilo gourmet.

La segunda planta está destinada a la degustación y restauración, es una original zona que rodea todo el edificio pero deja a la vista la primera planta. Aquí se puede hallar de todo un poco, como una vinoteca amplia, local de comida griega, italiana, ostrería, salazones, sushi para comer en el lugar o llevar a la casa, batidos o pastelería. Aquí se alimentan todos los sentidos, tomas un aperitivo y disfrutas de las ofertas culturales de la sala de exposiciones.

Por último en la parte superior hallamos la zona de restauración y copas, un espacio que ya se está convirtiendo en todo un básico de la noche de Madrid. En el restaurante-terraza la Cocina de San Antón puedes comer como en casa pero sin tener que cocinar. Se puede elegir los productos del mercado, cualquiera sea y llevarlos para que lo cocinen allí mismo.

Sin dudas el Mercado de San Antón se transformó en un sitio de cultura culinaria donde no sólo se concurre a comprar alimentos, sino que sumó a la gran oferta de ocio que tiene la ciudad de Madrid.

Aviso legal - Contacto - © 2021 Plaza Colón de Madrid