Monumentos de Madrid

Monumentos de Madrid

Ya sea un entusiasta de la historia o un visitante común con ganas de explorar Madrid, hay numerosas plazas históricas, monumentos e iglesias donde puede admirar la auténtica cultura de Madrid.

La siguiente es una lista de los lugares de Madrid que el visitante no debe perderse. Después de todo, la mayoría de los monumentos le sorprenderán y podrá completar su escapada.

Hay tantas cosas para ver en Madrid que a lo mejor necesitas más de una única visita para poder visitarlo todo. Por eso, ¿por qué no consideras un alquilar un piso en esta ciudad tan dinámica? Así no gastarás demasiado en alojamiento y, si vuelves al mismo piso cada vez que vienes a Marid, conocerás bien el barrio y empezarás a sentirte a gusto y a sentir que formas parte de la cultura madrileña.

Aparte de los edificios religiosos, las plazas y monumentos, estos edificios reflejan el lado histórico de Madrid. Las puertas monumentales significan la terminación de las principales rutas a la ciudad. La mayor parte de estos edificios son los más visitados por la noche cuando las luces de la ciudad iluminan el espectacular escenario.

Puente de Segovia

El puente más antiguo de Madrid fue construido por Juan de Herrera, a finales del s. XVI. Situado en el extremo de la Calle Segovia, el puente cruza el Río Manzanares. En 1648 el puente fue reparado bajo la dirección del arquitecto José de Villarreal. Durante la Guerra Civil, el puente se derrumbó y hubo que reconstruirlo. El puente en su totalidad ahora representa la historia con gran esplendor.

Desde el puente se tiene una vista espectacular del Palacio real y de un jardín tranquilo. Puede visitar el Puente de Segovia en metro, si desciende en la Puerta del Ángel.

Palacio Real

El Palacio Real es también conocido como el Palacio del Este o el Palacio de Oriente y Palacio Nacional.

En 1734 l antigua fortaleza musulmana de El Alcázar de Madrid fue incendiada. Debido a esto, Felipe V lo vio como una oportunidad para construir el lujoso Palacio Real.

Cuando Filippo Juvara diseñó el plano original escaseaba el presupuesto y no fue capaz de encontrar un lugar lo suficientemente grande para los 476 metros y las 6 plantas de altura.

Juan Bautista Sacchetti rediseñó el palacio y lo finalizó en el año 1764.

El Palacio Real incluye 2.800 habitaciones, la mayoría de las cuales pueden verse sólo con una visita guiada, por razones de seguridad. Todas las visitas se organizan dependiendo de la lengua de los visitantes.

Cada visita dura una hora y recorre 50 de las habitaciones más impresionantes del palacio. Estas habitaciones incluyen la Cámara Oficial, el Salón del Trono, el Salón de los Alabarderos, la Sala Gasparini, el Comedor de Gala, los aposentos de Carlos III, el Museo de las Pinturas, la Armería, la Sala de Porcelana y la Real Farmacia. Si desea visitar el Palacio Real, está abierto de lunes a sábados, de 9:30 hasta las 17:30. Todas las visitas cuestan poco, con descuentos a estudiantes y gratis a los ciudadanos europeos los miércoles.

La parada de metro más cercana es la de Ópera.

Las Murallas de Madrid

En este lugar pueden verse las ruinas de las avanzadillas musulmanas que rodeaban el asentamiento de Mgerit. La muralla de Madrid se encuentra en la Calle Cuesta de la Vega.

La Muralla de Madrid consta de dos partes: el primer recinto se empleaba para proteger una fortaleza construida en el s. IX por el emir Mohammed. La segunda, que era cristiana, data del s. XII y el XIII. Además de ser un lugar defensivo, la muralla de Madrid solía tener mucha agua, llamada Mavrit, un término árabe que significa fuente de vida y que es el origen del nombre de la ciudad.

Hace 1.100 años, en el parque cerca de la muralla, llamado Emir Mohammed I, se ofrecían conciertos y eventos deportivos en verano. Hoy recibe cientos de visitantes a diario, ya que es uno de los monumentos históricos más antiguos de Madrid.

Puerta de Alcalá

La Puerta de Alcalá se encuentra en una de las intersecciones más grandes y transitadas de Madrid. Con su castillo exterior puede ver la puerta desde lejos debido al tráfico que siempre la rodea.

Si va del aeropuerto de Barajas a la ciudad de Madrid, la Puerta de Alcalá será el primer monumento que vea.

Considerado un monumento oficial nacional, la Puerta de Alcalá es uno de los mejores ejemplos de arquitectura neoclásica.

Siguiendo las órdenes de Carlos III hay 5 diseños de 5 arquitectos diferentes que fueron rechazados antes de que el diseño de Francisco Sabatini fuera aceptado. La principal razón para constuir esta puerta es que sirva como entrada principal a la Corte.

La entrada incluye elementos como cinto arcos de granito y piedra de Robert Michel. En lo alto del monumento pueden apreciarse trofeos, querubines y el escudo de armas de Francisco Gutiérrez. Puede visitar la puerta en metro y parar en la estación del Retiro. Aunque la Puerta de Alcalá posee un brillo único de día, es mejor visitarla por la noche cuando las luces realzan su belleza.

Las estatuas de Botero

Las Estatuas de Botero se encuentran en la Plaza de Colón. En el cruce de la Calle Génova y la Calle de la Castellana. Fernando Botero, un artista del s. XX es conocido por sus obras infladas, exagerando los rasgos naturales de la figura humana, a la vez que se celebra la profundidad de la vida y se burla de su papel en el mundo. En 1994 expuso sus esculturas en parte del Paseo de la Castellana. Cuando la exposición finalizó la ciudad conservó algunas de sus esculturas.

Entre ellas se incluye la Mano, en el centro de la zona, la Mujer Reclinada, en la Calle Génova y el Hombre a Caballo, en la Plaza de Colón. Puede visitar estos tres impresionantes obras artísticas si en el metro desciende en las paradas de Nuevos Ministerios o Colón.

El Ángel Caído

En Madrid es la única estatua dedicada al Diablo o al Ángel Caído. De hecho en todos los países orientales el Ángel Caído es la única escultura pública que representa a Satán y la única donde el Diablo aparece solo. El Ángel Caído fue creado por Ricardo Bellver en 1881. Esta obra de arte se expuso en la Exposición Universal de París en 1887. Originalmente estaba hecha de yeso. Cuando el trabajo de Bellver aumentó en popularidad, el dinero no supuso un problema y el diseño se realizó en bronce.

La estatua muestra a Lucifer como un ángel hermoso. En esta escultura su boca permanece boquiabierto mientras las serpientes trepan por sus piernas. Mira hacia arriba a la vez que cae del cielo. Las características únicas de la estatua y las emociones dramáticas representan el momento en el que Lucifer fue expulsado del cielo por ambicionar el poder de Dios y conducir a otros ángeles a la revuelta contra Él. Esta escultura puede ser visitada si se desciende en la parada de Atocha.

Fuente de Neptuno

En la Plaza de Cánovas del Castillo, la Fuente de Neptuno es un lugar verde y tranquilo. Su diseño con un ambiente relajado contrasta con el bullicio de su hermana, la Cibeles, a unas manzanas de distancia.

Carlos III ordenó la construcción de la fuente en 1780 como parte del deseo de embellecer Madrid. La fuente esculpida por Ventura Rodríguez representa al Rey del Mar en el interior de un carruaje con forma de concha tirado por dos caballos.

La Fuente de Neptuno se encuentra cerca de dos de los hoteles más caros de Madrid. El Palacio y el Ritz. La fuente se encuentra a pocos metros del Museo Thyssen-Bornemisza. Cada vez que el equipo del Atlético de Madrid gana sus fans celebran la victoria en la fuente. Puede visitar la Fuente de Neptuno con el metro que le lleve a la parada del Banco de España.

Templo de Debod

El Templo de Debod, que data del siglo II a.c., es el monumento más antiguo de Madrid, con aproximadamente unos 2.200 años de antigüedad. Fue un regalo que el gobierno egipcio ofreció al español en 1960 por la ayuda recibida en la construcción de la presa de Asuán. Esta edificación, dedicada al dios Amón, es de planta rectangular y conserva relieves y jeroglíficos. La colina en la que se encuentra situada, conocida como montaña de Príncipe Pío, fue testigo de los fusilamientos del 3 de Mayo de 1808, protagonistas de uno de los más famosos cuadros de Goya.

Aviso legal - Contacto - © 2021 Flamenco en Madrid