Palacio Real de Madrid

Palacio Real de Madrid

El Palacio Real de Madrid es la residencia oficial del Rey de España, aunque la familia real española no habita en él. Es el lugar donde se realizan todas las ceremonias oficiales de Estado.

El origen del Palacio Real de Madrid se remonta al siglo IX. Su primer uso fue defensivo; el reino musulmán de Toledo construyó esta edificación, que después usaron los reyes de Castilla y sobre la que, en el siglo XVI, se construyó el Antiguo Alcázar.

El 24 de diciembre de 1734, un incendio destruyó el Alcázar, y Felipe V (primer monarca español de la dinastía de los Borbones) quiso que el palacio nuevo ocupase el mismo lugar, así que lo construyó sobre las ruinas, sin madera y de forma abovedada, en piedra y ladrillo, para que quedara a salvo de los incendios.

Las obras duraron 17 años, entre 1738 y 1755. En el año 1764, el monarca Carlos III fijó su residencia en el nuevo palacio.

De las llamas, que acabaron con muchas obras de arte (puede que 500 pinturas), se salvó “Las Meninas”, la famosa obra de Velázquez. El arquitecto que lo proyectó fue Juvarra, que murió antes de acabar el trabajo. Lo terminó su discípulo Sacchetti.

Dotado de 3418 habitaciones, el Palacio Real de Madrid es el más grande del mundo; sus fachadas externas se inspiran en el Palacio del Louvre de Paris y son de estilo barroco tardío italiano. El interior se decoró utilizando ricos materiales así como importantes obras de arte, sobre todo las pinturas al fresco de los más destacados artistas de la época.

En el recorrido de la visita destacan la maravillosa Plaza de Armas, la escalera principal, la sala del Trono, la sala Gasparini y la Capilla Real. En las diversas salas se pueden admirar muchos ejemplos de arte decorativo y de muebles y frescos de Tiepolo.

No se puede dejar de visitar la Armería Real, considerada, junto a la de Viena, la más importante de su género. Formada por objetos que datan del siglo XV, contiene la armadura que el emperador Carlos V utilizó durante la batalla de Muhlberg, con la cual fue retratado en el famoso cuadro de Tiziano, expuesto en el Museo del Prado.

Pero no es posible encontrar en una de las habitaciones al Rey Juan Carlos y su familia; el Palacio Real es, de hecho, la residencia destinada a las ceremonias públicas y para acoger políticos y dignatarios extranjeros. La familia real vive en el  Palacio de la Zarzuela, a las afueras de la capital.

El Palacio Real de Madrid abre todos los días, de octubre a marzo de 10.00 a 18.00, y de abril a septiembre de 10.00 a 20.00. No obstante, es mejor informarse antes de la visita, ya que durante los actos oficiales de la casa real, los horarios pueden ser modificados.

El Palacio Real es el cuarto monumento más visitado de Madrid, llegando en muchas ocasiones a tener que esperar más de una hora para poder entrar. Es recomendable llevar la entrada ya comprada ya que tendremos acceso preferente evitando así tener que hacer la cola.

La entrada (tarifa básica), cuesta 10 euros, mientras que la tarifa reducida (entre 5 y 16 años y mayores de 65) es de 5 euros. Para los menores de 5 años la entrada es gratuita.

Aviso legal - Contacto - © 2021 Madrid de los Austrias