Plazas en Madrid

Plazas en Madrid

Las plazas de Madrid han sido siempre un centro tradicional donde los lugareños se reúnen a celebrar las fiestas y otros acontecimientos. Aunque hay muchas plazas entre las que elegir varían en formas (algunas son ovaladas, otras redondas o rectangulares).

A continuación se indican algunas de las plazas que el turista no debe perderse de Madrid.

Puerta del Sol

En el corazón de la ciudad se encuentra la plaza más bulliciosa y el lugar preferido para los lugareños. Puede entrar por esta plaza en dirección a las 10 mejores calles. Si viene del Oeste, se encuentra en las Calles Arenal y Mayor. Cuando viene del Este se encuentra en la Carrera San Jerónimo y la Calle Alcalá .

El nombre de la plaza se obtuvo del motivo del sol con el que se decoró la parte frontal de la capilla. Sin embargo el sol fue destruido en 1570 cuando el área fue remodelada como un regalo para la esposa de Felipe II, Ana de Austria.

El diseño barroco del edificio fue obra del arquitecto francés Jaime Marquet. El reloj de la torre, sin embargo, se añadió a la plaza en 1866.

Como una tradición, la plaza de la Puerta del Sol es el primer lugar donde cientos de personas se reunieron para celebrar la Nochevieja.

Plaza de Oriente

Diseñada originalmente en 1811, esta plaza semicircular fue idea de José Bonaparte, que quería obtener una mejor vista del Palacio Real. Por eso ordenó demoler los edificios existentes y construir una atractiva plaza similar a los Campos Elíseos.

La principal característica de la plaza es una estatua ecuestre de Felipe IV, que se basó en las pinturas de Velázquez. Además del exquisito arte, se pueden encontrar otras 44 estatuas en la plaza. Se cree que las 44 estatuas de la realeza estaban en la parte alta de la plaza. Dado que eran muy pesadas, se dejaron tal y como están hoy. Puede caminar por el Teatro Real, la famosa ópera de Madrid, al este de la Plaza de Oriente. La estación de metro más cercana es la de Ópera.

Plaza Mayor

Conocido como la Plaza de la Constitución, la Plaza Mayor es una zona rectangular orientada a los festivales.

Se construyó en el s.XV y se llamó Plaza del Arrabal, fuera de las murallas. La primera parte que se construyó en la plaza es la Casa de la Panadería.

En el centro de la plaza puede verse una estatua ecuestre de Felipe III, realizada por Pietro Tacca y Juan de Bolonia. Hasta finales del s. XVIII, en la plaza se llevaban a cabo las ejecuciones. La gente que rodeaba la plaza podía observar el evento. Alrededor de 1960 a la plaza se le dio una ruta más fácil, vía nueve caminos.

Puede visitar la Plaza Mayor si toma la estación de metro hacia Ópera o Sol.

Plaza de la Cibeles

Aunque esta plaza se encuentra en una de las calles más abarrotadas de Madrid, las características de la plaza hacen que el conducir con tráfico merezca la pena. La principal atracción de esta zona es la montaña de mármol de la diosa Cibeles. En la plaza hay numerosos edificios. Uno de los más impresionantes es el Palacio de Comunicaciones o la oficina de correos, diseñada por Antonio Palacios en 1904. Se encuentra en el sureste de la plaza de Cibeles.

Otro edificio de la zona es el Banco de España, construido en 1891. El diseño arquitectónico es una mezcla de rococó, barroco y neoclásico. En el s.XVIII, se construyó el Palacio de Buenavista que acogía el Cuartel General del Ejército o la sede del ejército. El Palacio de Linares fue diseñado por un arquitecto llamado Carlos Collubi en 1872. Aunque se ha rumoreado que estaba encantado, el edificio renovado se abrió de nuevo en 1992. Si desea visitar cualquiera de estos edificios puede coger el metro en la estación hacia el Banco de España. Otra opción es usar el metro de Atocha a Recoletos.

Plaza de Colón

Esta plaza es una de las más conocidas y famosas en todo Madrid. Se encuentra entre las calles Goya, Jorge Juan y Serrano siendo un lugar muy transitado y por ello también una de las plazas visitadas diariamente.

En el centro se encuentra el mayor atractivo de toda la plaza, el monumento a Cristóbal Colón por su gran descubrimiento de las tierras americanas en el año 1492. Este monumento fue realizado en el año 1881 con un estilo neogótico propio de la época en las principales ciudades europeas.

La obra fue un diseño de Antonio Mérida después de que ganara el concurso en el cual los postulantes debían presentar su proyecto para que el gobierno de Madrid decidiera por uno solo. La única parte que delegó fue la estatua que se encuentra en lo más arriba del monumento a Jerónimo Suñol.

A pesar de que la gran obra ya estaba terminada se espero a que se cumplieran en el año 1892 los 400 años del descubrimiento más importante de Colón para inaugurarla y estrenarla en la plaza.

La estatua mide aproximadamente unos 3 metros de altura y fue construida en su totalidad de mármol blanco traído desde Italia especialmente para dicha construcción.

Siendo una de las plazas más importantes de todo Madrid adquiere un atractivo turístico mayor, ya que miles de turistas cada año visitan la ciudad recorriendo la mayoría de lugares de interés entre ellos la plaza de Cristóbal Colón. Esto se debe también al gran cuidado y mantenimiento que se tiene.

Plaza de Cascorro

Lo más representativo de esta plaza es el bar de marisco en la parte derecha de la zona. Junto a la plaza se puede ver la estatua de un héroe local llamado Eloy Gonzalo. En la plaza hay un gran mural con una ilustración de la zona hace un siglo. Puede visitar la Plaza de Cascorro en metro si se detiene en La Latina o la estación de Tirso de Molina.

Otras plazas de Madrid

Plaza de la Cebada

A comienzos del s. XIX la plaza era el lugar donde se celebraban las ejecuciones públicas. En esta época, el instrumento que se empleaba para ejecutar a los criminales era el garrote vil. El bandido más famoso ejecutado aquí fue Luis Candelas en 1837. Las corridas de toros de Madrid se celebraban en esta plaza antes de que se construyera una estructura de hierro en 1875. Puede visitar la plaza de la Cebada con el metro, descendiendo en Tirso de Molina y La Latina.

Plaza de las Cortes

Si desea visitar el parlamento de Madrid, se encuentra en el lugar adecuado. También llamado Congreso de los Diputados, la principal puerta está protegida por diversos leones de bronce. La principal estatua se elaboró con cañones de la Guerra Africana de 1860. Las figuras de la estatua se llaman Daoiz y Velarde, dos líderes que se encargaron de la resistencia contra el grupo Napoleónico en 1808. Hay tours guiados cada semana. Si desea ir por libre puede coger el metro y bajar en la estación de Sevilla.

Plaza de España

Esta extensa plaza es un jardín abierto con numerosas estatuas en honor a la buena gente de Madrid. En el lado oeste de la plaza se erige la estatua en piedra de Cervantes, que data de 1927.

Otra atracción de la plaza es la estatua de Don Quijote sobre un caballo junto a Sancho Panza en burro. La estatua fue construida en 1815.

El lado este de la plaza se encuentra el Edificio España. Construido en 1953 el edificio de 26 plantas se consideró la estructura más alta de Madrid.

En la parte norte puede ver la Torre de Madrid, que se construyó en 1957. Este edificio, basado en el diseño arquitectónico americano mide 142 m y tiene 34 plantas. Durante su construcción se consideró el edificio más alto de Europa de la fecha. El edificio significa la recuperación económica tras la Guerra Civil. La estación de metro más cercana también se llama Plaza de España.

Plaza de la Lealtad

Esta plaza con tanto estilo incluye la Bolsa de Comercio de Madrid y el hotel Ritz. El primer edificio, construido en 1884 tiene un diseño neoclásico, parecido a la arquitectura del Pardo. El centro de atención de la Plaza de la Lealtad es un obelisco construido para conmemorar a los caídos el 3 de mayo de 1808 cuando el ejército napoleónico invadió España. A los pies del monumento se puede ver una urna de los valientes que murieron. Cerca de la estación de trenes del Banco de España, la Plaza de la Lealtad es una de las atracciones más bonitas que no debe perderse.

Plaza de Santa Ana

En este lugar se levantó un día el Monasterio de Santa Ana. Por desgracia, en la época de José Bonaparte se destruyó. Hoy se encuentra rodeado de bares y es un lugar ideal para relajarse y observar a la gente pasar. El corazón de la plaza posee una estatua de Calderón de la Barca. En la parte este de la plaza se puede ver el Teatro Español. Desde que el primer teatro al aire libre se quemó, se reconstruyó en 1849. Puede visitar la Plaza de Santa Ana si desciende en la estación de Sol o Sevilla.

Plaza Dos de Mayo

Cerca de la Glorieta de Alonso Martínez, esta gran zona limita con la Calle de San Bernardo y la Gran Vía. Esta famosa plaza fue una vez el decorado de acontecimientos heroicos durante la Guerra de la Independencia contra Francia en el s. XIX.

Hoy es una calle muy concurrida con iglesias barrocas, bares, museos, discotecas y muchas tiendas y cafés.

Aviso legal - Contacto - © 2021 Madrid de los Austrias