Puerta de Alcalá

Puerta de Alcalá

La Puerta de Alcalá está ubicada en la Plaza Independencia y es la obra más importante del arquitecto Francesco Sabatini y la más importante de la capital de España, Madrid.

La antigua puerta fue construida con motivo de la llegada a la ciudad de Margarita de Austria en 1599. Esta importante construcción marcaba el límite de la ciudad por el lado Este.

El diseño era una puerta con 3 arcos uno central y más grande y dos pequeños en los laterales, contenía también una estatua de Nuestra Señora de las Mercedes hecha toda en piedra. En menores dimensiones había también dos estatuas en los costados de San Pedro Nolasco y Mariana de Jesús.

En el año 1764 Carlos III ordenó derribar la ya deteriorada puerta debido a que no era de su agrado y mandó construir una nueva a su gusto con el fin de que ésta construcción junto con otras empiecen a mejorar estéticamente la imagen de la ciudad.

La nueva puerta fue inaugurada en el año 1778 y diseñada por Sabatini tras ser el proyecto elegido entre varios. Su construcción duro aproximadamente 9 años y el material elegido por el arquitecto fue la piedra berroqueña. Sabatini optó por un estilo neoclásico con 5 arcos, 2 de ellos adintelados y 3 de medio punto.

Si bién en la actualidad es considerada uno de los monumentos más representativos de Madrid y toda España, cuando se inauguró cumplía la función de puerta y no de monumento hasta que en 1869 fue remodelada la plaza independencia.

La Puerta de Alcalá, símbolo de Madrid

Puestos a hablar de monumentos madrileños conocidos, seguramente uno de los primeros que se nos viene a la cabeza es la Puerta de Alcalá. Inmortalizada también en la canción de Ana Belén y Víctor Manuel, su estampa se repite en postales y fotografías de visitantes y es de lo primero que suelen visitar los turistas que cada día se alojan en Madrid.

Como aspectos curiosos vinculados a la historia de la Puerta, podríamos mencionar: el tiroteo que junto a ella sufrió en 1921 el por entonces Presidente del Consejo de Ministros, Eduardo Dato, desde una motocicleta cuando viajaba en su coche después de salir del Senado; su engalanamiento con retratos de líderes soviéticos, un escudo con la hoz y el martillo y un letrero con la leyenda “Viva la URSS” durante la Guerra Civil y el hecho de que, debido a que la calle de Alcalá tiene categoría de cañada real, por la Puerta pasaron durante muchos años los rebaños de ovejas transhumantes.

Aviso legal - Contacto - © 2021 Madrid de los Austrias