Que hacer en Madrid

Que hacer en Madrid

¿Qué hacer en Madrid? ¡Para contestar a esa pregunta se podrían escribir algunos libros! Hay muchos aspectos que andan sueltos, pero que en realidad están conectados.

Qué hacer en Madrid: cultura.

Madrid nos propone una oferta cultural envidiable: hay más o menos 90 museos en Madrid, los más importantes, los del apodado Paseo del Arte, son el Museo del Prado, el Museo Reina Sofía y el Museo Thyssen Bornemisza. Por supuesto no podemos olvidarnos del Palacio Real, del Museo Arqueológico Nacional, del Museo de Cera o de la Plaza de Toros de Las Ventas. Y el listado podría durar aún mucho. Dos productos turísticos muy útiles y muy utilizados para visitar Madrid son la Madrid Card, la tarjeta que incluye las entradas a los principales museos de Madrid, sin hacer la cola en los principales, y el bus turístico.

Qué hacer en Madrid: deporte.

En Madrid juega el club de fútbol más importante del siglo XX, el Real Madrid, aunque hay también un segundo equipo que en los últimos años se defiende bien, el Atlético de Madrid. Madrid es además una ciudad con gran cantidad de espacios verdes y muchos parques donde se pueden practicar todos los deportes al aire libre, como el Parque del Retiro o Madrid Río.

Qué hacer en Madrid: gastronomía.

Madrid es un importante escaparate de la gastronomía española, realmente muy rica y variada: un lugar que hay que visitar es el mercado de San Miguel, un mercado de los primeros años del siglo XX, construido en hierro y cristal, reconvertido hace poco, y que en la actualidad está lleno de bares y de barras donde disfrutar de cientos de tapas diferentes. Otro lugar importante para el tapeo es el céntrico barrio de La Latina, en el que todas las noches y durante los domingos los bares están llenos de gente tapeando y tomando cañas.

Qué hacer en Madrid: movida.

Madrid no duerme nunca, y sus habitantes son llamados gatos, porque salen por la noche y no vuelven hasta el día siguiente. Se sale para cenar y tomar algo por La Latina, Malasaña, Huertas o Chueca, y después se va a cualquiera de las decenas de discotecas para bailar hasta el amanecer. De vuelta a casa, es obligatorio desayunar chocolate caliente con churros.

Qué hacer en Madrid: flamenco.

Aunque se trata de la danza típica de Andalucía, hay en Madrid muchos tablaos donde asistir al espectáculo que supone este maravilloso arte, como el Corral de la Morería, el tablao mas antiguo del mundo, Las Carboneras o el Florida Park.

Qué hacer en Madrid: parques de atracciones.

En la Casa de Campo no podían faltar parques de diversión como el Zoo-Aquario, Faunia o el Parque de Atracciones.

Qué hacer en Madrid: excursiones.

Hay muchas ciudades importantes en los alrededores de Madrid que merecen una visita, como Toledo, Ávila, Segovia, El Escorial o Alcalá de Henares.

El Retiro, pulmón verde en el centro de Madrid

El parque del Retiro continúa siendo, junto a la Casa de Campo, uno de los grandes pulmones verdes de Madrid. Mucho más conocido que, pongamos por caso, el parque de El Capricho o el Real Jardín Botánico, su mayor masificación se compensa con un número también mayor de actividades con las que pasar entretenidos toda una tarde. Desde echadoras de cartas hasta espectáculos para niños o un paseo en barca, las posibilidades son múltiples. Pero conozcamos un poco más de la historia de uno los rincones más famosos de la capital:

Los jardines que hoy forman parte del Retiro tienen su origen a principios del siglo XVII, cuando el Conde-Duque de Olivares, valido de Felipe IV, le regaló al rey unos terrenos en torno al Monasterio de los Jerónimos. En ellos se construyeron diversos edificios, entre ellos incluso un teatro, que llegó a acoger representaciones teatrales de autores del Siglo de Oro, como Calderón de la Barca o Lope de Vega. El Casón del Buen Retiro es uno de los pocos edificios que se mantienen de aquella época. También el estanque, en el que antaño se celebraban naumaquias y espectáculos acuáticos, pertenece a este período inicial.

A lo largo de la historia se efectuaron distintas modificaciones en el conjunto que fueron cambiando su fisionomía. Los ciudadanos del común no pudieron entrar en el recinto hasta el reinado de Carlos III.

Eso sí, debían entrar bien aseados y vestidos. Uno de los hechos históricos que más negativamente afectaron a los jardines fue la invasión francesa de 1808, que los destruyó parcialmente cuando las tropas de Napoleón los emplearon como fortificación. Tras la revolución de 1868, pasaron a ser propiedad municipal. Fue también a partir de esta fecha cuando se edificó uno de los edificios que más define en la actualidad al Retiro, su Palacio de Cristal.

Cuatro siglos después de su nacimiento, el Retiro ha perdido el carácter elitista que lo caracterizó en sus primeros años para ser uno de los espacios más frecuentados por madrileños y visitantes.

Si queréis visitarlo tenéis una amplia oferta de hoteles en Madrid en la cercanía. A dos pasos de la estación de Atocha, podéis alojaros en los alrededores de ésta, o incluso en la zona de los museos en el Paseo del Prado. En esta última zona, tendréis a mano una buena parte de la oferta cultural madrileña.

Real Jardín Botánico

El Parque del Retiro es sin duda uno de los espacios más conocidos de Madrid. Se trata de un recinto de gran belleza en el que pasar una tarde de ocio. Sin embargo, hay ocasiones en que, precisamente por ser un lugar tan turístico, su masificación puede resultar excesiva, acabando por convertir el paseo en poco menos que una carrera en la que esquivar a los numerosos caminantes que nos rodean.

La Guerra de la Independencia y la segregación de parte de su terreno supusieron notables perjuicios para el Jardín Botánico, que quedó reducido a finales del siglo XIX a las ocho hectáreas de extensión que presenta en la actualidad. No fue hasta 1974 cuando la realización de una serie de reformas permitió devolverle buena parte delesplendor original que hoy contemplamos. Esas mejoras nos permitencaminar entre exóticas especies de infinitos países, soñar entre sus caminos y emparrados, ver caer la lluvia desde los bancos próximos al invernadero.

Aunque el diciembre que ya se acerca no es de las mejores épocas para contemplarlo, pues deja en el Jardín un panorama de copas desnudas y hojas caídas, a cambio podemos centrarnos más en las cortezas y maderas de esos árboles y arbustos, las grandes olvidadas entre flores y ramas de colores vivos.

El Jardín está abierto al público todos los días del año, excepto en Navidad y Año Nuevo.

Por un precio de 2 euros para el billete ordinario, 1 para estudiantes con carnet, gratis para mayores de 65 y niños menores de diez y sólo cincuenta céntimos para grupos de más de diez personas, tenemos la posibilidad de descubrir este secreto de Madrid caminando, casi en solitario, entre parte de nuestra historia. Un lujo en una ciudad siempre tan bulliciosa.

Parque de El Capricho

Este parque es uno de los mayores atractivos con los que cuenta Madrid. En el parque El Capricho, predominan extensos terrenos verdes, donde se pueden observar las flores más hermosas. Se encuentra ubicado en la Alameda De Osuna, es decir, en la zona noreste de la ciudad.

Es interesante mencionar que este lugar posee una extensa y rica historia, motivo por el cual, cuando el extranjero visite este singular parque, lo ideal es que lo recorra junto a un guía especializado, capaz de relatar como surgió “El Capricho” y todo lo referente a este parque de gran belleza.

Para poder conocer cada uno de los lugares de El Capricho, se deberá contar con bastante tiempo, ya que tiene una extensión de 14 hectáreas.

Fue construido entre los años 1787 y 1839, es decir, se trata de un lugar antiquísimo de la ciudad. Su creación fue solicitada especialmente por la Duquesa De Osuna.

En este lugar se puede apreciar de una increíble plaza, un Palacio, la fuente de los Delfines y Ranas y, por último, de la Plaza de los Emperadores. Hay mucho para conocer y disfrutar, es un paseo que implica historia, arte, naturaleza, una mezcla altamente enriquecedora.

El visitante quedará sumamente perplejo al observar las diversas construcciones, los numerosos arbustos, así como también los arroyos, donde habitan patos y cisnes muy bonitos.

Otro de los tesoros que se encontrarán en este parque, es el esplendoroso Puente de Hierro. Este fue construido hace más de 70 años, y constituye el puente mas añejo del país. El mismo cuenta con una técnica edilicia muy precaria, y sus dimensiones son sumamente mínimas, sin embargo, se ha convertido en un aspecto vital de este famoso parque.

Viajar a Madrid implica necesariamente conocer este lugar, el visitante se verá altamente motivado, ya que dentro de los atractivos más recomendados se encuentra el Parque de El Capricho. Es un paseo que está dedicado al público en general, y suele estar abierto durante toda la semana, sábados y domingos particularmente. De todos modos, en la guia de Madrid, se encuentra toda la información necesaria para que el turista pueda acercarse y aprovechar de la belleza del lugar.

¿Que hacer en Madrid en un día de lluvia?

Se acabó el verano. Ya no queda ninguna duda de eso. Los que no lo habíamos hecho ya, hemos cambiado este fin de semana nuestros armarios. Hemos bajado del maletero los abrigos, las bufandas y los guantes. Y aunque hoy haga sol, no podemos irnos muy lejos sin nuestro paraguas. En la calle hace frío, y esto cambia mucho nuestros hábitos de ocio. Cuando llega el fin de semana, es más fácil quedarse en casa con la estufa puesta que salir al Madrid lluvioso que llega sin piedad todos los inviernos. Pero hay que sacar fuerzas. Hay que buscar en nuestro interior las energías para luchar contra el mal tiempo, y salir a la calle. A continuación, te presentamos algunas ideas para esos días cuando apenas apetece salir:

  • - El Museo del Prado: uno de los favoritos madrileños. Gracias a su grandes obras, uno puede tomarse todo el tiempo del día para admirar la calidad de esta gran pinacoteca. Dos, tres horas… si te apasiona el arte podrás pasarte todo el día recorriendo algunas de las mejores obras de la historia. Y si ni te va ni te viene, te divertirá reconocer las obras más conocidas, y por lo menos estarás resguardado del frío.

  • - Ir de compras a Preciados: la calle comercial más concurrida de España. FNAC, El Corte Inglés, varias sucursales de Inditex… puedes entrar y salir de los emblemáticos edificios sin apenas mojarse, disfrutar de un poco de calor y comprar esos detalles de última hora que aún no habías tenido tiempo de comprar.

  • - Comer por la zona de Sol: unas ricas patatas en “Las Bravas“, un buen entrecot de buey en “el Secreto” y para terminar un delicioso “Mojito” en el Malaespina (para recordarte que habrá días mas soleados y calurosos por delante).

  • - Entre Mercados anda la cosa: quizás la mejor opción sean los mercados cubiertos. En el recién reformado Mercado de San Miguel encontrarás una zona un poco “vip” para disfrutar de unos bocados super exquisitos, además de disfrutar de su arquitectura. Si lo que tienes ganas es ir de compras, tienes el Mercado de Fuencarral: un espacio dedicado a la moda más vanguardista e independiente de la ciudad.

  • - Para acabar el día, acercarse a la Gran Vía para disfrutar de uno de los musicales que estén echándose en uno de sus numerosos teatros. Si quieres estar al día de las principales obras que se van a estrenar, no olvides suscribirte a nuestro Boletín de Ocio. Te mantendremos al día no solo de teatro y musicales, pero de todo el ocio de Madrid.

La lluvia no tiene por que estropearte el día en Madrid. Hay muchas cosas que se pueden hacer aunque llueva, y depende de tí aprovecharlas al máximo. ¿Alguna otra sugerencia?

Truco pro: si la lluvia te pilla por sorpresa durante tu estancia en Madrid, no tienes por que preocuparte. Un sitio seguro donde siempre podrás encontrar un paraguas es en los accesos de las paradas de metro más concurridas. Gran Vía, Sol, Callao, Plaza de España… en todos ellos podrás encontrar un vendedor ambulante previsor que te venderá un paraguas.

Cosas que hacer en Madrid gratis o casi

Madrid es una ciudad en la que puedes hacer muchas cosas a buen precio y algunas, incluso gratis. Te voy a dar algunas ideas por si vienes a visitar la capital.

Recorrer los barrios de mayor historia de Madrid ya es una actividad más que recomendable para cualquiera que venga a visitar la ciudad. Caminar por el Madrid de los Austrias, el barrio de las Letras, plazas, bares, tiendas, locales de copas, galerías y museos, exposiciones itinerantes, parques como el Retiro, la Casa de Campo o Madrid Río.

No puedes irte de Madrid sin pisar en km 0 que se encuentra en una baldosa de la puerta del sol justo debajo del reloj que nos da las campanadas en la Nochevieja.

El Oso y el Madroño es otro de los símbolos de la ciudad de Madrid. Una escultura que también encontrarás en la Puerta del Sol, en pleno centro de la capital.

Muy cerquita de la Puerta del Sol, a unos cinco minutos caminando por la calle Mayor, nos encontramos con la Plaza Mayor, presidida por la estatua de Felipe III a caballo, monumento histórico de 1617. En la Plaza Mayor, te recomiendo que hagas un alto en el camino para degustar uno de sus famosos bocadillos de calamares acompañado de un caña.

A pocos metros de allí, siguiendo por la calle Bailén llegamos al imponente y majestuoso Palacio Real donde podrás darte un paseo por la historia y disfrutar, desde sus alrededores de uno de los más bellos atardeceres de la ciudad de Madrid.

Otro de los más hermosos atardeceres de Madrid lo podemos ver desde el templo de Debod, una construcción que nos regalaron los egipcios, situada al oeste de la Plaza de España, junto al Paseo del Pintor Rosales.

Un paseo por la Gran Vía, una de las avenidas con más ambiente de Madrid, llena de tiendas, cines, bares, restaurantes, y edificios de emblemática arquitectura. Puedes aprovechar para hacer tus compras de ropa y souvenir para regalos.

Si te gustan los mercados callejeros no te puedes perder el Rastro de Madrid, situado en el castizo barrio de Embajadores, donde podrás curiosear entre las tiendas y puestos callejeros de antigüedades, ropa, libros y objetos varios.

Visita al parque del Retiro. Disfruta de un paseo de este parque situado en el centro de la ciudad, muy cerquita de la estación de Atocha. Si vas con niños, seguro que les va a gustar las muchas actuaciones de guiñoles, musicales, etc. que se representan a los largo del paseo del estanque del Retiro.

Aviso legal - Contacto - © 2021 Madrid de los Austrias